A sus 78 años, Andrés García asegura sentirse a salvo en su casa de Acapulco, Guerrero, en donde continúa en recuperación después de que en 2014 fuera intervenido de la columna vertebral. Platicamos con el primer actor, quien asegura ingeniárselas para poder salir en medio de la contingencia, ya que no cuenta con ayuda de nadie. Lo más lamentable es que nos confesó que se siente abandonado por sus hijos: Andrés jr., Leonardo y Andrea:
TV Notas.com