• Tras recibir terapia, la maestra jubilada Alice “N”, de 80 años de edad, tiene ganas de volver a vivir

Chiapas Hoy//MdR

El servicio de psicología de la Casa Geriátrica de Tuxtla Gutiérrez del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), trabaja continuamente para elevar la calidad mental de las personas adultas mayores que acuden diariamente a esta casa de día, tal es el caso de la maestra jubilada Alice “N”, quien tras recibir terapia psicológica superó satisfactoriamente una profunda depresión.


La psicóloga Julia Patricia Cifuentes Castellanos, quien fue la encargada de brindarle terapia a la paciente de 80 años, afirmó que ésta llegó con una energía vital muy baja, con depresión muy severa y una ansiedad muy fuerte, por lo que junto con sus médicos se ha trabajado con la familia para ver cambios favorables.


“La maestra Alice vino con una fuerte depresión muy importante, con un síndrome ansioso depresivo, por lo que hemos trabajado de forma conjunta porque tuvo una fractura de cadera. Para ello, el área de rehabilitación física, junto con su médico y una servidora, hemos trabajado el área emocional, tanto de ella como de su familia, la cual es muy amorosa y participativa”, dijo.


Por su parte, la maestra Alice aseguró que ha vuelto a vivir, después de llegar a un momento de crisis emocional. “Gracias a dios desde que empecé a venir a la Casa Geriátrica me encontré con doctores muy amorosos, me mandaron a terapia y llevé el tratamiento como debe ser. Yo llegué con muchos nervios y desilusionada porque yo pensaba que ya no iba a ser la misma persona, pero con las pláticas he ido mejorando y estoy volviendo a vivir la vida con mi familia”.


En años recientes, doña Alice fue parte del grupo de Danza Folclórica de la Casa Geriátrica, pero tras sufrir el accidente en su domicilio, en el que se fracturó la cadera, ella quedó impedida de caminar como siempre; lo que la llevó a un cuadro de depresión y ansiedad.


“Ha sido un trabajo interdisciplinario y de meses para poder evolucionar favorablemente, es trabajar con las emociones de la persona, es un trabajo profundo en el que vamos poco a poco, a veces nos ha tocado llorar porque hemos tocado fibras sensibles y compartimos emociones, no dejamos de sentir”, aseguró la terapeuta Cifuentes Castellanos.


Actualmente, la maestra Alice ya puede contar su experiencia con otras pacientes que llevan rehabilitación física y emocional. “Lo primero que platico con ellos, es decirles cómo estaba yo, y que aquí encontré el amor y la tranquilidad. Les aconsejo que vayan porque ahí encontrarán tranquilidad y apoyo para vivir en paz y sin sobresaltos, y porque encontrarán orientación y el consejo con amor”, finalizó.


De esta forma, el área de Psicología de la Casa Geriátrica de Tuxtla Gutiérrez, trabaja en coordinación con las y los pacientes para mejorar su estado emocional y calidad de vida para alcanzar la plenitud.