La lava del volcán de Cumbre Vieja en Canarias, España, avanza hacia el mar, y ha eliminado más de 180 casas

La lava del volcán de Cumbre Vieja en España, ha destruido más de 180 casas y obligado a más de 6 mil 500 personas a salir de sus casas.

Se teme que el avance de la lava de este volcán, ubicado en La Palma, en Canarias, destruya hasta mil casas.

Aunque la actividad ha remitido, eso no significa que el volcán esté apagado, y podría reavivarse en cualquier momento. 

El peligro de que turistas se acerquen a ver la lava

Otro temor es lo que pasará cuando la lava llegue al mar; la zona donde se espera que caiga ya tiene la navegación prohibida.

El aeropuerto de La Palma sigue funcionando, como relata El Mundo, y se espera la llegada de turistas, por lo que se está advirtiendo que acercarse a ver la lava puede dificultar el trabajo de quienes procuran la seguridad, y puede poner sus vidas en riesgo.

El volcán sigue emitiendo cenizas y la lengua de lava sigue moviéndose hacia el mar. Cultivos de plátano han sido eliminados y con ello está en riesgo el sector del que sale el 30 por ciento del empleo en La Palma. 

La Razón