Redacción: Viridiana Saavedra

JALISCO.- Entre enero y octubre de 2020 el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) ha beneficiado a 72 mil 200 personas con un préstamo a corto plazo, lo que representa más de 6 mil millones de pesos que han circulado en la entidad, informó Livier Macías, directora de Prestaciones.


Los préstamos a corto plazo son una modalidad para todos los trabajadores, correspondientes hasta a 12 meses de sueldo que se descuentan en un periodo máximo de dos años.
“A partir del 3 de noviembre estamos otorgando un préstamo especial, porque antes nada más se prestaban nueve meses de sueldo y ahora prestamos hasta un año de sueldo, ampliamos la capacidad del pago, que antes era a 41 quincenas y ahora estamos hablando de 48 quincenas, porque es un préstamos especial”.


Además, otorgan préstamos a mediano plazo, para la adquisición de vehículos, a pagarse hasta en cuatro años; el préstamo de liquidez a mediano plazo, que se paga entre cinco y siete años y para acceder a él debe dejarse una garantía hipotecaria; y el préstamos hipotecario, para adquisición, remodelación o compra de terrenos, sin embargo, el préstamo hipotecario y el de liquidez a mediano plazo están cerrados desde la segunda semana de noviembre, porque para acceder a ellos se debe dejar una garantía hipotecaria y el Registro Público de la Propiedad hace su inscripción, pero al acercarse el periodo vacacional, los trámites generalmente no alcanzan a concluir y se suspenden, para retomarse al inicio del próximo año.


En préstamos hipotecarios, durante el 2020 se han beneficiado alrededor de 500 trabajadores, lo que representa 300 millones de pesos y con el préstamo de liquidez a mediano plazo se han beneficiado mil 700 personas, con casi 800 millones de pesos.

De acuerdo con el IPEJAL, hay alrededor de 121 mil trabajadores en activo que tienen derecho a las prestaciones económicas, pero debido a la contingencia, la recomendación es agendar la cita en el portal de internet del Instituto, para acudir a las delegaciones en Puerto Vallarta, Ciudad Guzmán o Tepatitlán, así como alguno de los siete módulos en el área metropolitana de Guadalajara, donde se atiende gestoría de sindicatos y a los afiliados directamente.