La Jornada

Puerto Príncipe. Martine Moise, ex primera dama de Haití, fue entrevistada como testigo durante varias horas este miércoles por el juez de instrucción que investiga el asesinato del presidente Jovenel Moise, asesinado en su residencia privada el 7 de julio por un comando armado.


Vestida de negro, Moise llegó a la fiscalía de Puerto Príncipe, la capital de Haití, bajo alta protección policial y rodeada en todo momento por varios guardaespaldas extranjeros fuertemente armados.


Varias decenas de simpatizantes del ex jefe de Estado se reunieron el miércoles frente al establecimiento para mostrar su apoyo a Martine Moise.


La viuda del presidente habló durante unos minutos, en privado, con el decano del tribunal de Puerto Príncipe antes de pasar varias horas en el despacho del juez Garry Orélien.
Cuando se fue, la señora Moise no hizo ninguna declaración.


Los agentes de seguridad encargados de protegerla la ingresaron a un vehículo y abandonó inmediatamente la zona, un barrio del centro histórico de la capital controlado por pandillas hace varios meses.


Gravemente herida de bala, la ex primera dama fue evacuada a Estados Unidos pocas horas después del ataque.


Había regresado brevemente a Haití para asistir al funeral de su marido en Cap-Haitien, la segunda ciudad del país, el 23 de julio, antes de regresar a Florida para someterse a varias cirugías.
La ex primera dama llegó a Haití la noche del viernes y pasó unas horas del lunes en una zona del suroeste del país devastada el 14 de agosto por un terremoto que mató a más de dos mil 200 personas.


Tres meses después del asesinato del presidente, aún se cierne la duda sobre los patrocinadores de este atentado en el que ningún policía resultó herido.


Cuatro altos funcionarios de la fuerza pública haitiana fueron detenidos y un total de 44 personas, incluidos 18 colombianos y dos estadunidenses de origen haitiano, fueron arrestados como parte de la investigación.