La Jornada

Al rechazar la “banalización y negación del genocidio indoamericano”, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, sugirió al rey español Felipe VI el establecimiento de una “Comisión de la Verdad que determine una versión no sesgada de la conquista de América”, y resaltó la propuesta de su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para la “reconstrucción de un ‘relato compartido’” que hermane a los pueblos de ambos lados del Atlántico.


“La conquista en los términos actuales, constituye el más grande genocidio y etnocidios, porque despobló un continente en el que habitaban entre 70 y 90 millones de almas, con sus culturas, sus sistemas políticos, sus idiomas, su ciencia, sus religiones, sus instituciones, que el conquistador nunca estuvo en disposición de respetar”, aseguró Maduro en una carta enviada ayer a Felipe VI, a quien se refiere como Felipe de Borbón.


Propuso que la comisión la dirija la Comunidad de Estados Iberoamericanos y Caribeños (Celac), y se conforme por chamanes, antropólogos, defensores de los derechos humanos, juristas, escritor e intelectuales y representantes de todas las religiones, entre otros. Aseguró que desde la denuncias de Fray Bartolomé de las Casas hasta nuestros días abunda una amplia documentación que evidencia “la dimensión cruel y violenta de la colonización”.


El líder bolivariano adelantó el martes, durante la conmemoración del Día de la Resistencia Indígena, que enviaría la misiva con especial énfasis en que España debe “rectificar” y “pedir perdón” a toda América por los crímenes cometidos durante la conquista española.


“Más que unas disculpas, queremos una rectificación de las ideas y opiniones que cinco siglos después parecen más necias y viles. Lo que nos preocupa es el olvido y la minimización de estos hechos atroces que yacen en el origen de nuestras actuales naciones”.


Señaló que Europa debe de reconocer que su modernidad y su vertiginoso crecimiento económico “tuvo sus cimientos en un crimen de lesa humanidad contra los pueblos de Indoamérica y de África, y en un despojo material de sus riquezas que inicio el 12 de octubre de 1942”, día en que el expedicioncita genovés Cristobal Colón arribó a América y en España se celebra como el Día de la Hispanidad.
El líder bolivariano aclaró que esa fecha “nos es el Día de la Raza, o el Día del Descubrimiento, o el Día de las Hispanidad, es el Día de la Resistencia Indígena. Esto es mucho más que un cambio de nombre: se trata de un cambio de mirada, de un cambio espiritual, de un cambio histórico, que funciona para ver el pasado y el futuro con nuestros ojos”.


“Es inaceptable que en pleno siglo XXI una nación que se precia de ser civilizada rinda culto a lo peor de su pasado: el latrocinio, el expolio, el racismo y los crímenes de odio, cometidos durante más de tres siglos de ocupación del imperio español en el territorio del Abya Yala”, sostuvo.


En este sentido, el mandatario venezolano se sumó a la petición realizada por el presidente López Obrador, quien en 2019 envió una carta similar a Felipe VI proponiendo la “reconstrucción de un ‘relato compartido’”. Afirmó que “nosotros nos sumamos exigiéndole además una sinceración de la verdad histórica que, reconociendo los excesos permita una reconciliación”.


Con la aparición de partidos ultraderechistas hoy es cada vez más común en España los relatos que pretenden minimizar y falsificar los hechos ocurridos durante la conquista. “Lo que no aceptamos es la banalización y negación del genocidio indoamericano, que nos parece manifestar el peligro y la justificación de nuevos holocaustos”, detalló.