«Para el camionero de la ruta Toledo, no sé su nombre, pero quiero darle las gracias por traerme hasta la entrada de mi fraccionamiento porque ya estaba muy obscuro y era la última que estaba arriba del camión.

¡No me dejo sola en la carretera aun sin conocerme! Gracias por recordarnos que aun existe gente y hombres buenos»