Batean, otra vez, fianza a César Duarte; seguirá preso en Miami

El exgobernador de Chihuahua es acusado por corrupción; jueza fija el 10 de noviembre para una audiencia de extradición; el exmandatario ha dicho que no quiere regresar a México.

Una jueza federal de Miami rechazó el pedido de libertad bajo fianza del exgobernador mexicano César Duarte, acusado de varios delitos de corrupción en su país y bajo proceso de extradición en Estados Unidos.

Duarte, quien se desempeñó como gobernador del estado norteño de Chihuahua entre 2010 y 2016, deberá permanecer detenido en una prisión federal del centro de la ciudad de Miami, determinó la jueza Lauren Louis.

En un documento que firmó el lunes, la magistrada explicó que aunque las circunstancias del caso son “inusuales” y Duarte “ha presentado un caso fuerte para su liberación, no se puede conceder la fianza”. Louis dijo que se seguirá la normativa general de que no se liberan las personas bajo proceso de extradición porque no se ha probado la existencia de circunstancias especiales que garanticen su liberación.

La jueza además fijó el 10 de noviembre para una audiencia de extradición.

Duarte compareció por primera vez ante Louis el 10 de julio, dos días después de haber sido detenido en el sur de la Florida. En una siguiente audiencia realizada de manera virtual el 30 de julio, la jueza le pidió a Duarte que presentara pruebas.

Desde un principio la fiscalía estadunidense se opuso a su liberación, bajo sospechas de que podría huir. La defensa del exfuncionario ha expresado que no quiere volver a su país.

Duarte fue gobernador del estado fronterizo con Texas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). En México está acusado de peculado y asociación delictuosa. Desde por lo menos 2018 era buscado por varios delitos de corrupción y malversación de millones de dólares de fondos públicos.

Estados Unidos recibió el pedido de detención de Duarte en diciembre de 2019. El exministro vive en Estados Unidos desde 2016 y en Miami desde 2017.

Duarte ha dicho que llegó a este país en busca de atención médica tras un accidente en helicóptero, y que cuando arribó desconocía las acusaciones que enfrentaba en México. Rechaza los señalamientos bajo alegatos de que tienen motivaciones políticas y ha pedido asilo en Estados Unidos.

Al solicitar la libertad bajo fianza, Duarte alegó que supo de las acusaciones que enfrenta en su país en 2017 y ha cooperado con el gobierno estadounidense entregándose voluntariamente y sin ocultar su paradero. Dijo también que las restricciones impuestas a las visitas en las cárceles debido a la pandemia del coronavirus le hacen difícil prepararse para resistir la extradición, y que se trata de cargos no criminales.

Las pruebas que presentó para demostrar que ha cooperado con las autoridades de Estados Unidos permanecen selladas en el expediente judicial, sin acceso al público.

La jueza explicó en su decisión escrita de ocho páginas que al denegar el pedido de fianza, tuvo en consideración los activos financieros, las conexiones de vuelos, su edad y la gravedad de las acusaciones que enfrenta; y concluyó que las evidencias presentadas por Duarte no son suficientes para concluir que no huiría en avión de manera inmediata en caso de recuperar su libertad.

 

Más artículos
Gracias a labor del personal de salud, 873 pacientes de COVID-19 han salido adelante: Rutilio Escandón
¿Necesitas ayuda? Chatea con nosotros
Acepte nuestra política de privacidad primero para comenzar una conversación.