Es el tercer cáncer más frecuente en el país.

Una mala alimentación ha aumentado el factor de riesgo en jóvenes. 

Además, estudios recientes señalan que también puede deberse a cambios en la flora bacteriana intestinal, ya que algunas toxinas bacterianas intensifican la inflamación que causan mutaciones del ADN y estimula el cáncer.  

Estas formaciones pueden tardar entre 10 y 15 años en crecer y con el tiempo volverse cancerosas. El crecimiento de protuberancias o pólipos inciden en su aparición. Éstas se originan en el recubrimiento del colón o recto.

Aunque que se le llama «una enfermedad de viejos», el cáncer colorrectal cada vez impacta más a los jóvenes; y tan sólo en México es responsable del 5.8% de las muertes registradas al año, relacionadas al cáncer . 

Si tienes algunos de estos síntomas constantemente o por meses, no te automediques y visita al médico.

 1- Cambios en la evacuación, como diarrea.

2- Sangrado rectal.

3- Cólicos o dolor abdominal.

 4- Color del excremento oscuro o con sangre.

5- Estreñimiento o reducción del diámetro de las heces. 

6- Sensación de necesitar defecar o que no desaparece. 

7- Pérdida inexplicable de peso. 8- Debilidad y cansancio.

Causas principales que lo propician:

 1- Sobrepeso u obesidad.

2- Sedentarismo.

3- Dieta alta en carne roja y procesada.

4- Tabaquismo y abuso del consumo de alcohol.

5- Enfermedades específicas como: colitis ulcerativa o enfermedad de Crohn.

6- Antecedentes familiares con pólipos o cáncer.7-

Diabetes tipo 2.