López Obrador rechazó que los chiapanecos se nieguen a ser inmunizados o eviten vacunarse porque se trata del biológico de Cansino, la cual aún no ha sido autorizada por la OMS.

El presidente Andrés Manuel López Obrador denunció públicamente que la Secretaría de Salud federal y la Secretaría de Bienestar «no se aplicaron» en el plan de vacunación para el estado de Chiapas.

Por ello, tuvo que enviar al director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Zoé Robledo Aburto a la entidad para hacer posible que la población chiapaneca se enterara de la existencia de las vacunas y se instalaran centros de vacunación que no existían, reprochó el mandatario federal en su conferencia de Palacio Nacional.

Como ejemplo de esa falta de coordinación entre las entidades federales, López Obrador detalló que la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum siempre está pendiente de solicitar vacunas para las personas e incluso precisa que, si hay sobrantes, su administración está en posibilidad de aplicarlos.

En el caso del gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón sí hubo esa demanda, pero las autoridades federales no se organizaron en ningún sentido, admitió el presidente.

«En Chiapas el gobernado lo ha hecho, pero falta que también las dependencias federales de salud, bienestar se apliquen más, faltaba coordinación. Ahora que va Zoé pues ya todos juntos, desde luego con la participación del gobierno de Chiapas, de Rutilio Escandón ya empezaron a vacunar y ya hay centros de vacunación, que no había y ya la gente se está vacunando, pero hay que ir a las comunidades» explicó este martes.

De esta manera, López Obrador rechazó que los chiapanecos se nieguen a ser inmunizados o eviten vacunarse porque se trata del biológico de Cansino, la cual aún no ha sido autorizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«No tiene que ver con el hecho de que la gente no quiera, es que no se hizo el trabajo requerido de organización, de logística, de abasto, de difusión» reconoció el jefe del ejecutivo federal al destacar que en la capital del país se vacuna en promedio tres veces más de lo que se pudo inmunizar este fin de semana a ciudadanos chiapanecos”, reveló.

En el caso de las comunidades lejanas, agregó el presidente, se tomó la decisión de vacunar a toda la población de 18 años en adelante debido a que no tiene caso regresar en diversas ocasiones por segmentos de edad cuando no son muchos los habitantes en aquellas comunidades como Los Altos o la Selva Lacandona.

EXCELSIOR