Durante la conferencia matutina expuso «si no se puede porque las autoridades de salud consideren que no se puede salir lo hago por teleconferencia, lo hago desde el Palacio en una mañanera para que comiencen los trabajos, siempre y cuando tengan la autorización las empresas del equipo que está autorizando el reinicio, de autoridades que tiene que ver con Economía, Seguro Social y del Trabajo», dijo.

El Mandatario federal indicó que a él le gustaría acudir la semana próxima a dar el banderazo de salida a la construcción de esta obra y si no fuese posible se trasladaría al siguiente fin de semana a los puntos donde se iniciarán los trabajos.

«Me gustaría hacerlo la semana próxima, a finales, si no es la semana próxima a finales, esperaría yo, el siguiente fin de semana, me gustaría ir a dar el banderazo al Tren Maya el 30 y 31, creo que es sábado y domingo de la próxima semana, si no una semana después», expresó.

Sin embargo, aclaró que su gira depende de la autorización de los especialistas de salud, considerando las restricciones de movilidad que se tienen contempladas para evitar contagios de COVID-19.

«Va a depender de lo que digan los médicos. Cuidando todas las medidas sanitarias, tengo que prepararme, me trasladaré por carretera, aunque tarde un poco más, para cuidarnos, dar el buen ejemplo», comentó López Obrador.

Agregó que si para entonces inician las obras, pero no puede ir, podría dar un banderazo de forma virtual a los cuatro tramos, «de aquí a Palenque, en Chiapas, de aquí a Escárcega, Campeche, de aquí a Mérida y de aquí a la entrada a Holbox, en Quintana Roo, en la autopista Mérida Cancún», explicó.

El jefe del Ejecutivo federal agregó que «ya están entregando los contratos, casi 900 kilómetros de Palenque hasta Cancún; se tiene también los recursos y ya van a empezar este fin de mes», finalizó.

 

López Obrador investigará contratos de empresa ligada a Peña Nieto

El Presidente Andrés Manuel López Obrador prometió este miércoles que su Gobierno indagará sobre los contratos de la sociedad mercantil Plasti-Estéril, fundada por su predecesor, Enrique Peña Nieto (2012-2018), y su familia.

El Mandatario se refirió a una investigación publicada este día por el diario El Universal, que muestra que Plasti-Estéril y su filial Baxter, de la rama farmacéutica, obtuvieron contratos por más de 12 mil 170 millones de pesos (521.9 millones de dólares) en el sexenio pasado.

«Hay que investigar si está involucrado el presidente Peña Nieto y hay que ver desde cuándo está operando la empresa, qué contratos ha recibido. Hay que revisarlo, hay que verlo y ver en la administración actual qué contratos han recibido y por qué», aseveró López Obrador.

La empresa en cuestión es de plástico estéril, usado como material médico, y se fundó en 1991 en Atlacomulco, Estado de México, municipio del que provenían los políticos de mayor perfil del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el gobierno anterior.

La investigación de El Universal encontró que la compañía recibió cerca de mil contratos de dependencias federales entre 2013 y 2018 por un promedio de mil millones de pesos anuales (42.9 millones de dólares).

La excepción, precisó el diario, fue el 2015, año de elecciones federales intermedias y estatales, en el que la empresa obtuvo 190 contratos por más de cinco mil 669 millones de pesos (243.4 millones de dólares).

Además, en el primer año de la presidencia de López Obrador, Baxter aún obtuvo 132 contratos del Gobierno federal por más de mil 136 millones de pesos (48.7 millones de dólares), además de 62 contratos en este año por 240.7 millones de pesos (10.3 millones de dólares).

Aunque prometió que la investigación abarcaría también a su administración actual, López Obrador reconoció que su meta de acabar con la corrupción tomará tiempo.

Chiapas Hoy//MdR