El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha anunciado este martes que a partir del 16 de agosto la ciudad exigirá los certificados de vacunación contra el Covid-19 para quienes desean participar en actividades en espacios cerrados. Asimismo, los no vacunados no podrán ir al gimnasio, entrar en los restaurantes o asistir a los conciertos.

Según datos oficiales, se estima que alrededor de un 66 % de los adultos que residen en la ciudad de Nueva York están completamente vacunados. La semana pasada, De Blasio declaró que los empleados neoyorquinos tendrían que vacunarse para mediados de septiembre o de lo contrario deberán pasar por pruebas semanales.