La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó iniciar el proceso de destitución del presidente saliente, Donald Trump, acusado de incitar a la insurrección.

Por 232 votos a favor y 197 en contra, el republicano se convierte en el primer presidente en la historia en ser juzgado en dos ocasiones.

Durante el debate previo a la votación, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, pidió a congresistas hacer un “examen de consciencia” Donald Trump.

En la sesión, diez legisladores del Partido Republicano votaron a favor del proceso, y se unieron a los demócratas, que afirmaron que el presidente debía rendir cuentas.

El grupo de congresistas advirtió de “un claro peligro’’ si el Congreso no toma medidas antes de la investidura del demócrata Joe Biden el 20 de enero.