«Estamos profundamente entristecidos por el error que se cometió», aseguró la escuela Shoreline Junior High School en un comunicado en Facebook.

Una mujer de Utah alzó la voz después de que su hermana quedara fuera de las fotos del anuario del equipo de porristas de la secundaria.

Morgyn Arnold, alumna de octavo grado con síndrome de Down, llegó a casa el último día de clase, desanimada y llena de preguntas. “¿Por qué no estaba en la foto del equipo de porristas de la escuela Shoreline Junior High?”, contó su hermana mayor Jordyn Poll.

Morgyn, de 14 años, era oficialmente la administradora del equipo pero asistía a los entrenamientos, aprendía las rutinas y animaba junto a sus otras compañeras en cada partido en casa, dijo su hermana.

El equipo de porristas de Shoreline Junior High se tomó dos fotos para el anuario: una incluía a Morgyn, en el centro con una camiseta morada y una gran sonrisa; en la otra no aparecía.

La joven se sintió desolada cuando se enteró de que el anuario incluía la foto en la que ella no estaba y que esa versión se había utilizado en otros materiales escolares y promocionales, relató su hermana.

[Una porrista de Florida recibió 114 puñaladas. El sospechoso de su asesinato es un adolescente de 14 años]

«Todo el mundo sabe lo que se siente ser excluido», dijo Jordyn Poll. «Nunca es una buena sensación, así que por supuesto Morgyn estaba desanimada», agregó.

«Espero que nadie tenga que experimentar nunca la angustia que se produce cuando la persona a la que aman llega a casa desolada del colegio y te muestra que no está en la foto con su equipo. Espero que nadie tenga que explicar nunca por qué la gente elige deliberadamente ser excluyente», escribió Jordyn Poll, de 25 años, en Facebook. «Había dos fotos: una con Morgyn y otra sin ella. Se hizo una elección sobre qué foto presentar, una elección hecha MÚLTIPLES veces y una elección que excluyó a Morgyn CADA. VEZ».

La escuela Shoreline Junior High School calificó la selección de fotos como un error.

«Estamos profundamente entristecidos por el error que se cometió», aseguró la escuela en un comunicado en Facebook. «Seguimos analizando lo que ocurrió y por qué ocurrió. Se han presentado disculpas a la familia y nos disculpamos sinceramente con los demás afectados por este error. Seguiremos tratando el tema con los padres de la alumna. Seguiremos analizando nuestros procesos para asegurarnos de que esto no vuelva a ocurrir».

Jordyn Poll dice que su familia no cree que la decisión de dejar fuera a Morgyn tuviera la intención de ser maliciosa o discriminatoria y que no tienen más que amor hacia sus compañeros de equipo y sus familias.

«Morgyn podría haber optado por enfadarse o molestarse, pero en lugar de eso eligió ser comprensiva y perdonar», dijo Poll. «Esas chicas del equipo son sus amigas y la han apoyado increíblemente en todo esto», añadió.

Morgyn y su familia se reunirán con los administradores de la escuela para discutir la situación y cómo abogar por los estudiantes con discapacidades, señaló Poll.

«Creo que lo importante aquí es que nos centremos más en amarnos unos a otros y en ser más inclusivos», dijo. «Todos podemos aprender de Morgyn en la forma en que manejó esto con una actitud tan positiva. … No podemos seguir avergonzándonos unos de otros cuando se cometen errores. No hay lugar para la vergüenza en todo esto»