Chiapas Hoy//MdR

El precandidato de Movimiento Regeneración Nacional, Gabriel Montoya Oceguera es señalado por habitantes de Altamirano de cometer diversos delitos como, asesinatos, violaciones, fraudes, secuestros, incitación a la violencia, entre otros, que hasta el momento a quedado impune, sin embargo, lo premian con una candidatura, mientras tanto, pobladores temen a que éste presunto delincuente haga de la suya, ya que a toda costa pretende ocupar el poder.


Señalan que también Gabriel Montoya le fue negado la constancia de residencia debido a que no tiene ni cuatro meses que llegó al municipio de Altamirano, pues hace más de 18 años fue expulsado el cual salió huyendo junto a su hermano Benjamin Montoya Oceguera, ambos acusados de asesinato de un integrante Zapatista, siendo testigo su hijo Gustavo Montoya, quien en esa fecha tenía 10 años de edad, por lo que, hoy en día en las redes sociales exige justicia para su padre.


Pese a las denuncias y señalamientos en contra del candidato de MORENA Gabriel Montoya Oceguera, amenaza a su propio hijo, que de seguir denunciando y exigiendo justicia en las redes sociales, será privado de la vida, que más le vale quedarce callado.

Por lo exigen a Rutilio Escandón Cadenas, gobernador de Chiapas, la Fiscalía General del Estado que encabeza Olaf Hernández y al Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, para aplicar la ley ya que exigen orden de aprehensión para un candidato (criminal asesino), violador y conflictivo, por lo que cuestionan a la dirigencia Municipal y Nacional de MORENA.