Un estudio reveló que el mercado de Wuhan, ciudad en donde se originó el Covid-19, operaba con varias irregularidades al vender animales vivos

El mercado de Wuhan, ciudad en donde se originó el Covid-19, trabajaba bajo condiciones irregulares pues vendía animales salvajes vivos, reveló un nuevo estudio hecho por investigadores chinos. Esta información le da fuerza a la teoría que asegura que el virus pudo haber salto de animales a humanos en uno de estos sitios. 

De acuerdo a un reporte de El País, la investigación realizada en 2019 por el Laboratorio para la Conservación de la Fauna Salvaje del Suroeste de China, podría retomar las indagatorias sobre el origen del virus del SARS-CoV-2 a más de un año del inicio de la pandemia a nivel internacional. 

El trabajo, liderado por Zhaomin Zhou, investigador del laboratorio chino, buscaba frenar la expansión de otro virus de alta letalidad llamado: el SFTS, siglas en inglés de fiebre severa con síndrome trombocitopénico. Para ello entrevistaron a vendedores de17 mercados de Wuhan, sobre todo se enfocaron en aquellos establecimientos que vendían animales salvajes para comida o como mascotas. 

Las conclusiones dadas a conocer la esta semana en la revista Scientific Reports, indicaron que el mercado de marisco de Huanan vendía especies salvajes que incluso estaban prohibidas por las leyes del país asiático. Los especímenes no sólo estaban en jaulas, amontonados y en pésimas condiciones, sino que también los comerciantes ofrecían sacrificarlos y despiezarlos en el sitio. 

Además, los propietarios de los establecimientos no aclararon el origen de la carne o de los animales que vendían por altos costos. “Casi toda la venta de animales salvajes era ilegal”, indicaron los investigadores en el reporte. 

Los animales que se ofrecían eran: aves como los estorninos por unos 300 euros, más de 7 mil pesos, víboras venenosas a unos 70 el kilo, alrededor de mil 600 pesos mexicanos, y perros mapache a 25 el kilo, casi 600 pesos. Los mamíferos pueden infectarse y transmitir el virus del SARS-CoV-2.

Es de llamar la atención que el documento no muestra la presencia de murciélagoslos cuales fueron relacionados con la enfermedad. 

La última revisión de los establecimientos fue en noviembre del 2019, un mes antes de registrarse los primeros casos de Covid-19. Y a pasar de dar estos resultados, no se dieron a conocer hasta ahora.

La investigación pone en duda el análisis que habían hecho expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) quienes buscan esclarecer cómo comenzó la pandemia. De acuerdo a sus conclusiones de las casi mil muestras, los animales que se vendían en el mercado de Huanan provenían de granjas locales. 

EL HERALDO DE MEXICO