El encuentro se reanudó unos 10 minutos después, ya que ambos equipos decidieron regresar al césped.

Los futbolistas del Valencia CF abandonaron la cancha del Estadio Ramón de Carranza de Cádiz poco después de la media hora de juego después de que el defensa francés Mouctar Diakhaby recibiese insultos racistas de un rival, según denunció el club levantino en su cuenta de Twitter.

El encuentro se reanudó unos 10 minutos después, ya que ambos equipos decidieron regresar al césped, aunque la supuesta víctima, Diakhaby, se quedó en los vestuarios, siendo sustituido por Hugo Guillamón.

«El equipo se ha reunido y decide volver para luchar por el escudo pero firme en la condena al racismo de todo el Valencia en todas sus formas. No al racismo», denunció el club valencianista en un primer tuit.

«El jugador, que ha recibido un insulto racista, ha pedido a sus compañeros que vuelvan al campo a luchar. Todos contigo, Mouctar», añadió por después el Valencia en otro mensaje.

Los hechos ocurrieron poco después de la media hora de juego, cuando Diakhaby se desentendió de repente del juego para encararse con el jugador del Cádiz Juan Cala.

Los dos jugadores comenzaron a discutir y posteriormente el francés indicó al árbitro que iba a abandonar el terreno de juego, decisión que tomaron también sus compañeros de equipo.

La interrupción de este partido de la 29ª jornada de LaLiga, que iba 1-1 en el marcador, precisamente con Cala como goleador cadista, se reanudó 10 minutos después para disputar los últimos ocho minutos de la primera parte, aunque Diakhaby ya no saltó a la cancha.

El sol de México