La rivalidad futbolística entre México y Estados Unidos en los clasificatorios olímpicos ha tenido muchos capítulos bastante polémicos, y el primero de ellos ocurrió de cara a los Juegos Olímpicos de Moscú 1980.

El Tri derrotó dos veces al conjunto de las Barras y de las Estrellas, en la primera ronda de la Zona de Norteamérica del Preolímpico de la Concacaf.

Sin embargo, el Comité Olímpico Internacional descalificó a México porque jugó con profesionales de la Unión de Curtidores.

Estados Unidos clasificó junto con Costa Rica; sin embargo, se retiró para encabezar el boicot político en contra de la Unión Soviética, por lo que su lugar fue ocupado por Cuba.

Posteriormente, México y Estados Unidos se volvieron enfrentar en las Semifinales del Preolímpico de la Concacaf 2004.

Landon Donovan fue sumamente criticado porque orinó en la cancha del Estadio Jalisco, que en ese entonces era la casa del Atlas y Chivas.

Durante muchos años, el ‘Capitán América’ fue el enemigo número uno del Tri, pero cuando jugó con León contó lo que pasó ese día en el Coloso de la Calzada Independencia.

El exmediocampista contó que el autobús que los trasladó del hotel de concentración al estadio no tenía baño y que los del inmueble estaban cerrados con llave.

“Sabía que había cámaras, pero era mi única oportunidad. Lo siento, pero mi intención no fue hacer algo malo. La naturaleza llama y yo tenía que orinar”, dijo en entrevista con Fox Sports.

México derrotó por un contundente marcador de 4-0 a Estados Unidos, con doblete de Rafael Márquez y dos tantos más de Diego Alfonso Martínez e Ismael Íñiguez.

La primera vez que México y Estados Unidos se enfrentaron en Guadalajara fue el 23 de enero de 1972 con empate a uno. Al final, estos dos países fueron a los Juegos Olímpicos de Munich.