Los talibán han anunciado este martes que ya no permitirán el paso de ciudadanos afganos hacia el aeropuerto de Kabul, alegando que la situación es caótica por el gran número de personas que buscan una salida del país asiático en pleno proceso de evacuación internacional.

Un portavoz talibán, Zabihulá Muyahid, ha emplazado en rueda de prensa a quienes están en las inmediaciones del aeródromo a abandonarlo e irse a sus casas, en la medida en que no se podría garantizar su seguridad, según la radiotelevisión pública británica BBC.

Asimismo, ha lamentado que las autoridades de Estados Unidos estén alentando a los afganos a irse del país.

“Necesitamos su talento”, ha afirmado Muyahid, que aspira a que Afganistán no pierda a profesionales de los campos que teóricamente pueden verse más amenazados por el avance insurgente.

Los talibanes advirtieron “consecuencias” si Estados Unidos retrasa la retirada de todas las tropas de Afganistán más allá de la fecha límite de fin de mes.

“Es una línea roja”, dijo el portavoz y negociador talibán con sede en Qatar, Suhail Shaheen, en una entrevista con Sky News. Si EU o el Reino Unido buscaran más tiempo para continuar con las evacuaciones, “la respuesta es no. O habría consecuencias”, agregó.

Una semana después de la toma de Kabul por los talibanes, la situación en el aeropuerto de la capital de Afganistán se ha vuelto cada vez más desesperada, con más de 20 mil personas dentro y alrededor de las instalaciones tratando de abordar vuelos.

Al menos siete civiles afganos han muerto en aplastamientos, en medio de uno de los mayores puentes aéreos en la historia.